Ir al contenido principal

Entradas

Destacados

La escritura de la Eternidad Dorada II

23
Las cosas no se cansan de ir y venir. Las moscas terminan con las delicadas viandas.
24
La causa del dolor del mundo es el nacimiento. La cura del dolor del mundo es un palo torcido.
25
Aunque sea todo, estrictamente hablando, no hay eternidad dorada porque todo es nada: no hay cosas ni idas ni venidas: porque todo es vacío, y el vacío es estas formas, el vacío es este grupo de formas.
26
Todas estas mismidades ya han desaparecido. Einstein estableció que este universo presente es una burbuja en expansión, y ya sabes lo que eso significa.
27
Descarta esas categorías imaginarias de fenómenos como tu propio ser, tú ser humano eres una masa innumerable de motas solares: cada mota es un santuario. Al igual que con tu timidez de otros seres, así la mismidad como dividida en un número infinito de seres, o la mismidad identificada como una y la misma que existe eternamente. Sé atento y noble, sé generoso con tu tiempo, tu atención y tus posesiones, y sé amable, porque el vacío de este pequeño luga…

Entradas más recientes

El Sprachbund de Raúl Zurita: diario literario (primera selección)

El detalle como acontecimiento reservado, 12302019